El alcalde Claudio Rentería, junto a profesionales de la Secretaría de Planificación del municipio local, se reunió con la directiva de la población Canihuante, para informarle sobre la iniciativa que será financiada con recursos municipales y que busca solucionar los problemas, que generan las aguas lluvias en los residentes de este sector.

Los vecinos de la población Canihuante por años han tenido problemas con las precipitaciones, debido al escurrimiento de las aguas lluvias que provienen de las poblaciones aledañas, y que bajan por la escalera de acceso hacia la zona céntrica de Ovalle. Es por esta razón, que el alcalde Claudio Rentería, junto a profesionales de la Secretaria de Planificación Comunal, se reunió con la directiva del sector, encabezada por su presidente Manuel Carvajal, para informarles sobre el proyecto sanitario que se ejecutará en los próximos meses, y que busca darle una solución definitiva a esta situación.

La iniciativa, que será financiada con recursos municipales, considera la intervención de las calles Lord Cochrane y 11 de septiembre, donde se instalarán 8 sumideros de 40 y 60 centímetros de ancho y con longitudes variables de 2 a 7 metros, a lo que se suman 60 metros de colectores, con los que se pretende evitar que las aguas lleguen en gran cantidad al sector afectado. El proyecto incluye cinco cámaras de hormigón armado y con alturas variables de acuerdo a las necesidades de cada zona. Esta iniciativa será presentada al Serviu para su revisión y aprobación, trámite que demoraría alrededor de un mes y luego se iniciaría el proceso de licitación, que se extendería por tres meses, para dar pie a la ejecución de obras.

“Nosotros necesitamos una solución pronta y esperamos que este proyecto resulte para que sea el último invierno con estos problemas, que se iniciaron cuando se construyeron los edificios que están colindantes a nuestra población, porque todas las aguas lluvias de los sectores cercanos llegan a la escalera en calle Colón y por eso hemos solicitado que se dé una solución a corto plazo” indicó el presidente de la población Canihuante, Manuel Carvajal.

Al respecto, el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería sostuvo que una de las prioridades para este año “será solucionar de forma definitiva el problema de los vecinos de la población Canihuante, porque no queremos que sufran nuevamente los inconvenientes que les provoca el escurrimiento de las aguas lluvias. Trabajaremos en el proyecto para ejecutarlo en el transcurso de este año y darle la tranquilidad que merecen a los vecinos”.

En la oportunidad, se les informó a los vecinos de la población Canihuante que funcionarios de la Dirección de Obras Municipales harán una visita inspectiva a los propietarios de las viviendas de la calle Antonino Alvarez y se notificará a aquellos que no han respetado la línea de edificación, hecho que ha imposibilitado la postulación a financiamiento del programa de Pavimentación Participativa.

 

Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •