El nuevo recinto comunitario, se logró, gracias al programa Quiero MI Barrio y el aporte del municipio de Ovalle y tuvo una inversión que superó los 120 millones de pesos. Las nuevas dependencias les permitirá a los vecinos realizar sus actividades en un lugar amplio y acondicionado.

Felices están los vecinos de la población 21 de mayo puesto que concretaron uno de sus más grandes anhelos, que era contar con un lugar apropiado para reunirse y realizar sus actividades. La construcción de la nueva sede social se logró, gracias al programa Quiero Mi Barrio, impulsado en conjunto por el ministerio de Vivienda y Urbanismo y el municipio de Ovalle y tuvo una inversión de $ 121.744.118.

Esta acción fue compartida, ya que el ministerio de Vivienda aportó $101.755.730, en los cuales se incluye la compra de la vivienda por un monto de 25 millones, y el municipio de Ovalle inyectó recursos que alcanzaron los $19.988.388.

La nueva sede tiene un salón para 80 personas, servicios higiénicos que contempla acceso para discapacitados, oficina, bodega y un pequeño patio, un espacio de cocina multiuso, que innova en las posibilidades de uso de esta sede social, haciéndola un recinto polifuncional. Además, de sistemas de seguridad anti incendios y luces led, que permiten el ahorro de energía.

En la ocasión participó el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, quien sostuvo que es un gran logro y “aquí hubo una tremenda intervención que ayuda muchísimo a que las familias, además de tener una buena sede puedan conocerse y creo que acá eso resultó a cabalidad, por lo que fue un agrado compartir con los beneficiarios de la población 21 de mayo”. Por su parte, la presidenta de la población 21 de mayo, María Cortés afirmó que es “un día muy feliz, porque para nosotros era muy necesario, además nos cambió la vida, porque teníamos una casa como sede y ahora contamos con un lugar bien acondicionado con una infraestructura de primer nivel. El alcalde Claudio Rentería indicó que el Programa Quiero MI Barrio ha sido un gran aliado “para que varios de nuestros barrios hayan tenido un desarrollo importante, donde se les ha cambiado la cara a estos sectores, con una alta inversión comunitaria y con esto la calidad de vida de sus familias residentes. Ahora tenemos un nuevo desafío con este programa que será la población 8 de julio”.

Recordemos, que el programa Quiero Mi Barrio es una instancia participativa de la comunidad para decidir sobre las obras que desean para sus sectores. En el caso del Barrio 21 de Mayo y Villa Los Naranjos, las obras elegidas por la comunidad fueron la compra de inmueble para sede social Villa los Naranjos, ampliación de la sede social 21 mayo, mejoramiento de iluminación y accesos peatonales villa Los Naranjos.  A esto se suma, el mejoramiento de la Plaza Esmeralda en la población 21 de mayo, la habilitación de la plaza Wenceslao Vargas y la construcción de la sede social de Villa Los Naranjos.

 

 

Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •