Este hecho se materializará gracias a un convenio entre la municipalidad de Ovalle y el Gobierno Regional, que fue aprobado por el concejo municipal y que permitirá ir en ayuda de 350 familias del sector agrícola que no son usuarios de INDAP. El aporte gubernamental se traducirá en la entrega de 7 mil sacos de alimentos, canalización, profundización de pozos y dos proyectos de acumulación de agua en las localidades de Canelilla y Camarico.

Uno de los problemas que aqueja a la región de Coquimbo y particularmente a la comuna de Ovalle es la fuerte escasez hídrica que azota, principalmente al sector rural. Es por esta razón, que el municipio de Ovalle invertirá 130 millones de pesos en ayuda de la zona campesina. Estos recursos se lograron, gracias a un convenio entre la municipalidad local y el Gobierno Regional y su distribución fue aprobada por el concejo municipal de Ovalle.

Estos recursos servirán para desarrollar un plan estratégico en tres puntos de apoyo para crianceros y agricultores. En primera instancia se destinarán alrededor de 50 millones de pesos para la compra de 7 mil sacos de pellet (Alimento concentrado) para una nómina de 350 familias que no son usuarias de INDAP y que no han recibido ningún tipo de ayuda. A esto se suma, la realización de dos proyectos de canalización y acumulación de agua en sistemas comunitarios en las localidades de Canelilla y Camarico por un monto de 50 millones de pesos, para un total de 100 familias, que van a verse beneficiadas con el entubamiento de 2,5 kilómetros de acequias y canales, lo que va aumentar la eficiencia en la utilización del agua. Finalmente, estos dineros también servirán para trabajos con maquinaria pesada para limpiar y profundizar pozos, arreglar acequias y canales y también si se necesita enterrar animales muertos.

Esto se complementará con la aprobación de 30 millones de pesos por parte del municipio de Ovalle, para la compra de sistemas de forraje hidropónico. “Agradezco la solidaridad de los dirigentes de las organizaciones sociales, porque este año no realizaremos la celebración del Día del Dirigente y estos recursos los utilizaremos en la compra de sistemas de forraje hidropónico, porque los vamos a ayudar como ellos siempre lo esperaron con aportes concretos para que desarrollen de buena forma su labor agrícola”.

En lo que respecta, a los plazos, los profesionales del departamento de Fomento Productivo hicieron un trabajo previo con las comunidades y las asociaciones de regantes y se verificó las obras que se requerían. En este sentido, el coordinador de los programas Prodesal y Padis del municipio local, Mauricio Díaz sostuvo que se hicieron “los presupuestos correspondientes, se convocaron a consultores para estar en terreno para ver las obras de profundización y canalización y los diseños correspondientes. Estas obras se podrán ejecutar de inmediato y a partir de esta semana o la próxima podría empezar la repartición de ayuda”.

 

Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •