Las obras se concretaron, gracias a la postulación que realizó el municipio de Ovalle, a través de la Oficina Comunal de Seguridad Pública, a los recursos del Fondo de Seguridad Ciudadana del Gobierno Regional por un monto de 24 millones de pesos y que favoreció a las localidades de Punilla, Limarí y villa Cobresal con espacios recreativos con juegos infantiles y máquinas de ejercicios.

La recreación es uno de los aspectos más importantes de las personas y sobretodo de los más pequeños. Es por esto, que el municipio de Ovalle, a través de la Oficina Comunal de Seguridad Pública, postuló a recursos del Fondo de Seguridad Ciudadana del Gobierno Regional y se adjudicó 24 millones de pesos, los cuales sirvieron para habilitar espacios recreativos que favorecieron a las familias de las localidades de Limarí y Punilla y de la villa Cobresal.

En el caso de la villa Cobresal los vecinos postularon su iniciativa denominada “Mejorando la seguridad y calidad de vida de nuestros vecinos, con juegos infantiles y máquinas de ejercicios” y lograron obtener 8 millones de pesos para habilitar un área recreativa para niños y adultos, llegando a un total de beneficiarios de 400 personas. “Estamos muy contentos con la obtención de este proyecto, porque nos permite tener un lugar de encuentro para las familias” sostuvo la presidenta de la junta de vecinos, Hilda Cortés.

En el caso de la localidad de Punilla, el proyecto “Brindando un espacio seguro para nuestros niños y vecinos, con juegos infantiles” recuperó un lugar, gracias a la obtención de 8 millones de pesos del Gore, donde se instalaron juegos infantiles, que permitirá “que nuestros niños se diviertan y tengan una alternativa para pasarla bien y no están solamente en sus casas” afirmó la presidenta de la junta de vecinos de Punilla, Angélica Cerda.

En tanto, en la localidad de Limarí estos recursos, que alcanzaron los 8 millones de pesos, sirvieron para la instalación de juegos infantiles inclusivos en la plaza de la población Pedro Aguirre Cerda, gracias a la iniciativa denominada “Fortaleciendo la vida de nuestros vecinos de una manera más segura”. La presidenta de la junta de vecinos, Juana Pizarro agradeció el trabajo de los profesionales de la Oficina Comunal de Seguridad Pública, porque “nos ayudaron mucho para concretar este importante logro, que para nosotros es muy significativo, pues nuestros niños con capacidades diferentes también podrán recrearse con sus amigos y familia”.

El alcalde Claudio Rentería indicó que uno de los objetivos del municipio es “mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y una de las formas es recuperando sitios abandonados, eriazos e inseguros y convertirlos en áreas de recreación con juegos infantiles y máquinas de ejercicios de buen nivel. De esta forma nuestros niños pueden disfrutar juntos a sus familias”.

 

 

 

 

Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •