La obra se concretó, gracias a la inversión que realizó el municipio de Ovalle, que alcanzó los 16 millones de pesos y el trabajo de los vecinos, quienes contribuyeron con la mano de obra. Los residentes agradecieron el apoyo de las autoridades, porque después de décadas recibieron un apoyo concreto.

Felices están los vecinos de Algarrobo de Hornillos, una de las zonas más alejadas de la comuna de Ovalle, en el límite sur de la provincia del Limarí, porque abrieron oficialmente, su nueva sede social. La obra se concretó gracias a un trabajo en conjunto entre los residentes del sector, quienes aportaron con la mano de obra y el municipio que realizó la compra de materiales, que alcanzó una inversión de 16 millones de pesos.   

La jornada contó con la presencia de la mayor parte de su comunidad, quienes compartieron con el alcalde Claudio Rentería e integrantes del concejo municipal, en este día especial, porque los residentes aseguraron que luego de décadas pudieron concretar su nueva sede social, que fue ofrecida por varias autoridades comunales anteriormente. “Me siento feliz y agradecido de las autoridades, porque luego de décadas recibimos un beneficio tan bonito como nuestra nueva sede. Trabajamos con los profesionales del municipio de quienes tuvimos una muy buena acogida y aquí está el resultado de todo este esfuerzo y es un orgullo abrir las puertas de nuestra nueva sede social” indicó el presidente de la junta de vecinos de Algarrobo de Hornillos, Reynaldo Carvajal.

El alcalde Claudio Rentería indicó que este tipo de acciones “son parte del estilo de trabajo que tenemos al interior de nuestra administración. En estos seis años, el municipio, con recursos propios, ha construido sedes sociales en el sector urbano y en el rural, porque de esta forma se mejoramos la calidad de vida de los vecinos, porque ahora cuentan con recintos dignos para desarrollar sus actividades comunitarias y recreativas”.

La nueva sede social cuenta con 275 metros cuadrados construidos, con construcción en tabiquería de madera, mejoramiento del área de techumbre, pintura interior y exterior, piso de cerámica, cielo americano y luminarias tipo LED y la habilitación de servicios higiénicos para hombres y mujeres.

En la ocasión, el alcalde Claudio Rentería les entregó a la directiva un material fotográfico, donde se ve muestra la evolución que tuvo su recinto comunitario. Posteriormente, se descubrió una placa recordatoria y se realizó el tradicional corte de cinta, con el que se abrió, oficialmente, el nuevo recinto comunitario.

Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •