Los integrantes de la junta de vecinos Unión y Progreso de La Chimba postularon un proyecto con apoyo del municipio a los fondos del Gobierno Regional y desde hoy se sentirán más seguros con esta nueva herramienta de apoyo para prevenir hechos delictivos.

180 personas son las beneficiarias directas del proyecto “La Chimba Segura con Alarmas Comunitarias”, iniciativa levantada por la junta de vecinos Unión y Progreso, con apoyo del municipio local, a través de la Dirección de Seguridad Pública, y postulada a los fondos del Gobierno Regional.

El proyecto se ejecutó durante el mes de diciembre de 2023 y fue financiado con una inversión de $3.500.000, recursos de la línea de Seguridad Ciudadana de los Fondos Concursables del Gobierno Regional de Coquimbo.

Este lunes 13 de mayo se realizó la ceremonia de cierre de este proyecto en la sede social de la junta de vecinos, donde la presidenta de la junta de vecinos Hilda González Molina, señaló que estas alarmas “nos van a servir y tienen un gran valor, porque aparte de las tres cámaras (de vigilancia) que tenemos a lo largo de la calle, nos van a aportar más seguridad para todos los vecinos del pueblo”.

Agregó que “con esto nos vamos a sentir más seguro y más protegidos. Estas alarmas no funcionan por el sistema de control remoto, sino que a través de un número telefónico. Así, cuando los vecinos hagan sonar la alarma, yo voy a saber, porque soy una de las administradoras, qué vecino está haciendo sonar la alarma para ir en su apoyo”.

En representación del alcalde de Ovalle, Jonathan Acuña Rojas, asistió la directora de Seguridad Pública, Hortensia Flores Monardes quien señaló que “la seguridad es uno de los pilares fundamentales de esta administración y este proyecto viene a asegurarnos y a relevar más este pilar. Para poder trabajar en seguridad, no sólo se trabaja a nivel gubernamental o municipal, sino que también necesitamos a los vecinos”.

En ese sentido remarcó que “es lo que nosotros llamamos coproducción en seguridad. Si como vecinos estamos cohesionados, tenemos una mejor coordinación vamos a tener una mejor seguridad.  Toda la comunidad con estas alarmas comunitarias va a poder ayudar a ser disuasivos y vamos a poder tener una prevención desde ellos mismos hacia la seguridad en su barrio y su sector”.

Cabe señalar que para esta instancia de cierre de proyecto asistieron los vecinos pertenecientes a la organización comunitaria y respecto a los beneficiarios directos corresponden alrededor de 180 personas residentes del sector.

Redes Sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •