La estructura que cuenta con figuras de gran tamaño fue instalado por personal municipal en la Plaza de Armas en la intersección de las calles Victoria y Vicuña Mackenna, donde las familias podrán observar y fotografiarse. Esto, se complementa con la ornamentación y con el Árbol de Navidad natural más grande de Chile.

Hace pocos días se encendió el Árbol de Navidad natural más grande de Chile y se iluminó la Plaza de Armas con motivos navideños, pero faltaba uno de los símbolos más importantes de esta época, el pesebre.

El municipio de Ovalle instaló esta estructura, que consta de 12 figuras de yeso de gran tamaño, en el principal paseo público de la ciudad, en la intersección de las calles Victoria y Vicuña Mackenna, donde las familias podrán apreciarlo y fotografiarse sin problemas.

Los trabajos, realizados por el personal municipal del departamento de Servicios Generales, se iniciaron el pasado lunes y consistieron en la habilitación de este lugar y la instalación de hilos luminosos de colores, que cuentan con Tecnología LED, lo que permite apreciarlo de todos los sectores de la Plaza de Armas.

El alcalde Claudio Rentería indicó que ya es “una tradición la instalación de este pesebre gigante, que es el símbolo principal de la época navideña. Por eso lo hemos querido destacar, como todos los años, en nuestra Plaza de Armas”.

Esto, se complementa con la ornamentación navideña que se ha realizado, tanto en la zona urbana, como rural de la comuna. En esta ocasión, se colocaron motivos navideños en la Plaza de Armas, en la Alameda, en las calles céntricas de la ciudad, como Libertad y el Paseo Peatonal Vicuña Mackenna, la villa Los Naranjos, además de la entrada norte y sur de Ovalle. A estos se suman, los sectores rurales de Cerrillos de Tamaya, El Trapiche, La Silleta, Santa Cristina, La Torre, Sotaqui, Recoleta, El Guindo y Carachilla.

Este año se instalaron tres tipos de adornos, el hilo luminoso en los ganchos de las luminarias, figuras navideñas, con luz led, y árboles artificiales en el sector rural.

 

Una de las novedades es la instalación de un árbol de Navidad artificial en el escenario central del Espejo de Agua de la Alameda, que tiene una altura de 6 metros y un diámetro de 2, 8 metros.